jueves, mayo 25, 2006

Política de empresa

Hace poco más de un mes acabé mi relación laboral con un periódico en el que he pasado dos años. No íntegros, porque hubo vacaciones y eso, pero pasé allí la mayor parte del tiempo que estuve despierta en esos dos años.
El sueño de ser fija no se cumplió, por coyunturas empresariales, y recogí mis papeles y me fui. Intenté guardar mis archivos informáticos en mi pen drive, pero no cabían. Y pensé: ya volveré a por ellos. Cuando te vas, obligado, de un sitio en el que te gusta lo que haces es triste volver a ver a tus excompañeros trabajando. Por eso demoré más de lo necesario la operación de copia de mis archivos.
Hoy, cuando le he preguntado al informático si seguían en mi ordenador para poder recuperarlos me ha dicho que por política de empresa no puedo. Que él los sacará, pero que no puedo volver a tocar un ordenador de allí.
Ha sido el segundo shock del día y aún me tiene patidifusa. No salí de la empresa por hacer mal mi trabajo o por llevar virus descontrolados a la red. Tras varios contratos temporales, llegó el momento de hacer el fijo y alguien, desde arriba, decidió que no había dinero o que yo sobraba, no sé. Entonces... ¿por qué criminalizarme de esa forma? ¿Por qué impedir que saque yo esos archivos?
Sin duda, están en su derecho. El aparato es suyo y probablemente los archivos que edité y trabajé, también. A lo mejor tengo que darles las gracias por dejármelos sacar (no pienso hacerlo sino es sarcásticamente). Pero me parece de una gilipollez extrema la decisión: complicar en su trabajo a otra persona por algo que puede hacer: 1.- El interesado. 2.- Alguien que no está vinculado contigo, que ya no cobra de ti, cuyo tiempo es gratis.
Y eso mirándolo de su lado, que si miro por el mío... La incompetencia es algo que no tolero, pero es que encima en este caso estoy impotente. No puedo hacer nada al respecto. Una vez fuera de ella, esa empresa sigue dándome malos ratos.

1 Comentarios:

Anonymous Roeth Cohller dijo...

Desconozco el contenido de esos archivos pero puedes estar contenta porque TODO lo que hagas para la empresa pertenece a la empresa. Yo no lo sabía hasta que la empresa en la que realicé mis prácticas universitarias me amenazó con emprender acciones judiciales si no retiraba de mi book de trabajos, colgado en internet, el material que les referenciaba. De locos.

9:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home